El rugby femenino está creciendo rápidamente en el Reino Unido y la Rugby Football Union (RFU) se propone tener 100,000 mujeres y niñas participando en el deporte en toda Inglaterra. Actualmente el equipo de Sutton & Epsom está en lo más alto ya que acaban de ganar la liga.

La BBC ha publicado un reportaje sobre ellas en el que se presenta al equipo como un núcleo de amistad y solidaridad. La capitana, Beth Evans, sabe que es importante creer en su propia capacidad y confiar en sus compañeras de equipo, al mismo nivel que el entrenamiento y el disfrute del deporte. En el reportaje las jugadoras exponen de forma clara cómo la participación en el equipo las ha ayudado a ser más fuertes y a ayudarse más. Se da el caso de una de ellas que comparte equipo con sus tres hermanas.

Según las jugadoras el rugby y la forma de jugarlo permiten la inclusión de todas las mujeres indistintamente de sus cuerpos, porque crea un espacio idóneo para cada una. Esa debe ser una de las claves que justifica que el club sea uno de los clubes de rugby en activo más antiguos de Inglaterra pues se fundó en 1881, aunque el equipo femenino fue creado hace 17 años cuando tres mujeres que habían jugado en la Universidad de Leeds se acercaron al presidente con la idea.

Durante los primeros diez años aproximadamente, el equipo era muy reducido pero se le unió un grupo de mujeres y entrenadoras decididas a reconstruirlo para que las niñas menores de 18 años pudieran continuar jugando hasta la edad adulta. Hoy el equipo femenino tiene más de 50 jugadoras activas, y más de 160 si se incluyen los equipos femeninos menores de 15 y menores de 18 años.

La historia de estas mujeres constituye un referente en Inglaterra y a nivel internacional que hoy, gracias al reportaje de la BBC, podemos conocer siguiendo las imágenes de las jugadoras y sus lazos de amistad.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación