Lori Lightfoot, quien nunca ha ocupado el cargo, y Toni Preckwinkle compiten por el puesto de alcalde en la ciudad de Chicago. El martes, en una elección de desempate, la ciudad elevará a la ex presidenta de la junta de policía Lori Lightfoot o al presidente de la junta del condado de Cook, Toni Preckwinkle, al Ayuntamiento de la ciudad.

Lori Lightfoot. Twitter


Lightfoot, al mismo tiempo, sería la primera alcaldesa con orientación homosexual, reivindicada por ella misma. Su propuesta de reforma política está cautivando a los y las votantes de Chicago, particularmente después del arresto por irregularidades de su competidor al puesto.

Preckwinkle, junto con Susana Mendoza y Bill Daley, el ex jefe de personal de Barack Obama, cuyo padre y hermano gobernaron la ciudad durante un total de 43 años, lideraron el equipo de candidatos al cargo. Pero el arresto a principios de enero de Ed Burke, el concejal de Chicago con más años de servicio y un poderoso engranaje en la maquinaria política de esta ciudad, provocó un estallido en la contienda por la alcaldía.

Si se alza con la victoria, como parecen indicar todos los sondeos (53% frente a 17%), se sumará historia a la historia como la primera mujer homosexual afroamericana alcaldesa de Chicago.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación