La periodista Ana Pastor es la fundadora de Newtral, “una startup a medio camino entre el periodismo y la tecnología”, tal como la define para Xataka. Pero la esencia de Newtral reside precisamente en el desmentimiento de las ya conocidas fake news.

La empresa es productora también de programas como “El Objetivo” en la cadena de televisión española “La Sexta” y está compuesta por un equipo de profesionales enfocados a desmentir noticias y falsos bulos. Con una plantilla de entre 50 y 60 personas, 12 de ellas son periodistas con el fin de verificar noticias y bulos; y, por cierto, están en busca de más para ofrecer el empleo.  

Aparte de periodistas, también figuran diseñadores y diseñadoras, ingenieros e ingenieras, y programadores y programadoras. El proceso de verificación de datos o fact-checking se produce en tres fases: escuchar lo que se dice, comprobar las bases de datos existentes y, por último, el data science, la parte de los datos que tiene que ver con inteligencia artificial y algoritmos. Ana Pastor recalcó también que para llevarlo a cabo la empresa también necesitará la ayuda de científicos y científicas de datos, un sector poco valorado, pero que cuenta con muy buenos profesionales en España.

Los tres pilares fundamentales de Newtral son ser una productora de televisión, la publicidad y acuerdos con empresas. En este último pilar, la empresa ya tiene en marcha varios proyectos con universidades e incluso con institutos, porque “la tecnología nos permite llegar a muchos más públicos y ofrecer herramientas”. Tal y como dice la propia Pastor, “hay experiencias muy bonitas que hay que implementar en los institutos (…) llevar las mentiras a su nivel”, para que un o una adolescente puedan aplicarlo en su vida diaria.

Así mismo, la periodista de “El Objetivo” deja claro que las máquinas pueden sernos una herramienta para el fact-checking, pero que nunca sustituirán a una persona. “Hay que utilizar la tecnología para lo que siempre se ha hecho, para el bien, y para hacer el bien y para luchar contra los malos”.

Y hacer el bien es también luchar contra las fake harasser news y posicionarse a favor de las víctimas, no de los agresores, en los medios de comunicación.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación