Gina Martin con la Holly Willoughby, presemtadora del programa This Morning. Twitter

Las personas que tomen fotos debajo de las faldas de las mujeres con sus dispositivos móviles, sin ningún tipo de consentimiento por parte de la mujer, serán penalizados hasta con dos años de prisión. Asimismo, en los casos más graves se publicará en la lista de delincuentes sexuales los nombres de los culpables, así informa el País.

Esta acción, conocida como upskirting, no está tipificada penalmente; no obstante, puede ser que comience a aparecer en leyes de Delitos contra la libertad sexual o en la Ley del Escándalo. Todo empezó después del caso de Gina Martin, una bailarina que fue fotografiada mientras bailaba en un musical. Al acabar la actuación denunció el caso pero se encontró con que no era penable, por lo tanto empezó una campaña en la red social de Facebook, a través de la cual consiguió más de 50.000 firmas. Además, obtuvo el apoyo de varios personajes conocidos y personas políticas. Algunos diputados impulsaron que esto llegara al Parlamento.

El Parlamento no apoyó esta iniciativa, pero la presidenta Theresa May se comprometió a que el Gobierno la respaldaría. Ahora este nuevo delito está tipificado penalmente en el Reino Unido hasta con dos años de cárcel.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación