Ya las pasadas elecciones presidenciales tuvieron representación de mujeres con la candidatura de Hillary Clinton. Tras su fallida elección y la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, más mujeres que nunca han decidido presentarse a las elecciones presidenciales el próximo 2020, tal y como recoge unotv.

La senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren, fue la primera en anunciar su intención de llegar a la Casa Blanca. Warren, de 69 años, ha sido objeto de burla del Presidente Trump al referirse a ella como Pocahontas por sus raíces indígenas. Pero, más allá de darle más notoriedad al actual presidente, Warren centra su carrera política en la defensa de la clase media como elemento más perjudicado en unos contextos socioeconómicos cada vez más polarizados.  

Con el mismo objetivo se han presentado las senadoras Kirsten Gillibrand (52 años) y Kamala Harris (54 años) y la congresista Tulsi Gabbard (37 años). Además, la senadora Amy Klobuchar (58 años) también puede proyectar en su carrera profesional la presidencia de los Estados Unidos.

Es evidente que, aunque asociada mayoritariamente al Partido Demócrata, Estados Unidos vive en estos últimos años una mayor representación de mujeres, tanto en el Congreso como en las asambleas legislativas de cada uno de los estados, batiendo récords sin precedentes.

Queda conocer cómo serán tratadas por los medios en plena campaña, pues especialmente Warren ya se ha visto sometida a un análisis al que muy pocos hombres candidatos se ven expuestos.

.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación