Sümeyye Boyaci (Imagen de Haberturk TV)

Tras ganar el oro el año pasado en el World Para Swimming European Championships en Irlanda, al nadar los 50 metros en 45.21 segundos, la nadadora paralímpica de quince años de edad Sümeyye Boyaci, se lanza al Campeonato Mundial de Malasia 2019.

Nacida en Turquía en 2003, Sümeyye nació con una agenesia congénita bilateral de las extremidades superiores, por lo cual no tiene brazos, y también con una dislocación de cadera. Pero eso no la frenó de perseguir sus sueños. Antes de interesarse por la natación, Sümeyye dibujaba y pintaba con los pies,  y también diseña ropa en su tiempo libre. Fue en 2008 cuando se inició en la natación y en 2016 debutó internacionalmente en el 30º Campeonato Internacional Alemán en Berlín. Desde entonces, Boyaci ha ido consiguiendo todas las metas que se ha marcado y, para ello, trabaja duro para conseguirlo. Estamos hablando de un entrenamiento de 6 horas diarias durante 40 días que la llevaron – y la siguen llevando- hacia el éxito.

Pero sus sueños no terminan ahí. Una de sus ambiciones es participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio en 2020 y trabajar, en un futuro, como psicóloga. Como ella dice, “nadar lo es todo. (…) La ausencia de mis brazos no impide nada. Quiero que todas las personas con impedimentos piensen de esa manera y se aferren a la vida.”

Porque, como reconoce ella misma, a pesar de las dificultades o limitaciones todo es posible, incluso competir en los futuros Juegos Olímpicos y llegar a lo más alto, acompañando el camino con trabajo, empatía e ilusión.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación