Un instructor de violín de Florida (EE.UU) envió un correo electrónico preguntando si podía imprimir en 3D un dispositivo para que una niña, Neriah Rhodes, que tenía una sola mano pudiera tocar el violín. El estudiante de ingeniería biomédica de la Universidad de LeTourneau, Derew Miles, se ofreció de manera voluntaria para realizar ese trabajo.

Neriah Rhodes (Foto de web de un familiar)

Miles y su profesor, el Dr. Ko Sasaki, crearon 15 prototipos antes de decidir el modelo definitivo que posibilitará a Neriah tocar el instrumento. La madre de la niña, Elizabeth Rhodes, ha mencionado que este artilugio ha potenciado la independencia de la niña.

Secciones: Noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación