La manifestación feminista del pasado 8 de marzo ha roto todo tipo de barreras y, sobre, todo el miedo a denunciar una situación de discriminación por el simple hecho de ser mujer.

 

Silvia Andrés Arnaiz -que se presenta como abogada y madre- ha iniciado un proceso judicial con la empresa en la que trabajaba, Cuatrecases, por el trato discriminatorio recibido después de volver de su baja de maternidad. Según comenta Silvia en un vídeo que ha publicado en Youtube llamado La igualdad es necesaria, se incorporó al trabajo sin haber reducido su jornada, con las mismas responsabilidades, sin dejar de hacer su trabajo con ilusión, pero “nada era suficiente y cada día las trabas y dificultades fueron mayores”.

 

La abogada ha informado que se presentará en el juzgado para que se determine si lo que sufrió desde la reincorporación al trabajo responde a una “discriminación por razón de sexo”. Así mismo, ella expresa su amor a su trabajo y a ser madre.   “(…) amo mi profesión y aunque también me encanta ser madre no estoy dispuesta a que nadie me desacredite profesionalmente día a día ni a volverme insegura y perder el amor por mi trabajo”. Así es como la abogada defiende que, por ser madre, una mujer no deja de ser buena profesional: “Somos mujeres que hemos trabajado mucho hasta llegar aquí y queremos seguir igual”. Vaya esto para esas personas que aún se preguntan el motivo por el cual las mujeres se solidarizaron las unas con las otras el 8 de marzo, de la misma manera que lo hicieron con la campaña #METOO alrededor del mundo.

 

Silvia ha recibido el apoyo de personas en las redes, medios de comunicación y personal de la UGT y su video ha sido visto por más de 28,000 personas. Ante el inminente juicio y posibles consecuencias por ser rechazada en el futuro en otros bufetes, la abogada lo tiene claro: “Pero si alguien, con lo que he vivido y las pruebas que tengo, decide que no quiere trabajar conmigo, no me importa, porque yo tampoco quiero trabajar con ellos.”

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación