Al menos una mujer se ve obligada a dejar su puesto de trabajo cada día por padecer violencia de género, según ha comunicado la  Central Sindical Independiente y de Funcionarios.  Por ello este viernes la CSIF han presentado un proyecto con el objetivo de detectar posibles víctimas de violencia de género en el mundo laboral.

Marian Mur, secretaria de Igualdad del sindicato, mencionó que se han contabilizado 1.348 contratos de sustitución de mujeres víctimas de maltrato durante 5 años. No obstante estos casos son las que se conocen, pero existen otros que no se visibilizan.  Por ello Mur ha lamentado que no haya estadísticas para saber el número de mujeres que padecen violencia de género en el trabajo, ya que ayudaría a visibilizar y a intervenir contra estas situaciones en el mundo laboral.

Por esta razón, la responsable de CSIF ha mencionado la importancia de la existencia de un apoyo y orientación  para las mujeres afectadas a través de un delegado o delegada sindical. Al mismo tiempo, las víctimas reclaman más formación sobre violencia de género para los y las profesionales que actúan en los procesos de denuncia.

Secciones: Noticias subportada