El pasado domingo 10 de diciembre, el Chicago Board Options Exchange (Cboe) lanzó los primeros intercambios de productos utilizando bitcoin, ofreciendo a los y las comerciantes beneficios como “transparencia, descubrimiento eficiente del precio, liquidez profunda y clearing centralizado”, según indican en la misma página web. El reconocimiento del Cboe de esta criptomoneda, cuyo uso en internet no estaba regulado anteriormente, hizo que se disparara su valor: en solo 11 minutos, el bitcoin pasó de tener un valor de 15,000 dólares a 16,500, y ya ha superado los 17,500, según informa Euronews. Por su parte, la página web de Cboe anunciaba que cerró el día con más de 4,000 contratos. Al ver la gran demanda, podríamos preguntarnos, ¿qué sabemos del perfil de personas que utilizan bitcoin?

Bitcoin es una criptomoneda que nació en 2009 que no está respaldada por ningún gobierno, banco u organismo. Desde sus inicios la moneda tiene personas tanto críticas como adeptas, pero lo que está claro es que se utiliza, y mucho. Si tenemos en cuenta la perspectiva de género, sabemos que la mayoría de personas que utilizan la criptomoneda son hombres, tal como indica una investigación llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Ilinois Urbana-Champaign sobre quiénes utilizan bitcoin. Sin embargo, con los años, el número de usuarias ha ido creciendo. Según las estadísticas actuales de Coin Dance, las mujeres que lo utilizan representan un 3,43% de la comunidad; aunque sigue siendo extremadamente bajo, ha subido con relación al número del año pasado, que estaba en un 1,76%.

Ya en 2015, Fortune publicó un artículo que recogía una lista con 10 mujeres famosas que trabajan con la criptomoneda con éxito. En la lista aparecen mujeres como Elizabeth Rossiello, CEO de BitPesa, Victoria Van Eyk, socia del Bitcoin Strategy Group o Connie Gallippi, fundadora y Directora Ejecutiva de BitGive. Aunque todavía pocas, estas y muchas otras mujeres están contribuyendo a cambiar el mundo de la moneda digital.