Unsplash

El pasado mes de enero, un grupo de investigadores de diferentes universidades de China y Europa publicaron un artículo sobre una investigación en la que analizaron si un juego basado en la localización podría usarse para mejorar los hábitos de higiene relacionados con la COVID-19 de los y las participantes. Según los autores, ninguna investigación había investigado este tema concreto con los videojuegos basados en la localización.

Para realizar el estudio, publicado en la revista Games and Culture, el equipo de investigación diseñó un videojuego, llamado MeetDurian, en el que se integran elementos de entretenimiento, educación y deporte. Decidieron usar el durian, fruta del sudeste de Asia, por su fuerte olor. El juego trata de que los y las jugadoras recojan durianes pero, debido a su fuerte olor y forma espinosa, deben llevar una mascarilla y mantener la distancia, en la línea de las medidas de prevención de COVID-19. Para analizar el potencial del juego de mejorar los hábitos de higiene de los y las participantes, los investigadores realizaron varios cuestionarios con 18 estudiantes.

Los resultados mostraron que los y las participantes indicaron que el juego era muy inmersivo, interesante y motivador. También encontraron que aunque los y las participantes tenían una buena comprensión de la pandemia y seguían las normas establecidas para su prevención, su implementación de las medidas de seguridad contra la COVID-19 aumentó después de jugar al videojuego.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación