@Paralimpicos

La nadadora Teresa Perales, ganadora de 27 medallas en Juegos Paralímpicos, recibió este viernes en Oviedo el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2021 destacando en su discurso la importancia de luchar por lo que una quiere en la vida con decisión y sin esperar que nadie diga lo que puedes o no puedes hacer según europapress

La aragonesa, de 45 años, se convirtió el pasado mes de junio en la primera deportista con discapacidad en hacerse con este reconocimiento. El jurado decidió apostar por esta candidatura propuesta por Gloria Fernández-Lomana, miembro del jurado del Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2021. Con mucha solidaridad dijo que lo quería compartir con las mamás, las mamás deportistas y las deportistas femeninas, porque cuesta encontrar un ‘huequecito’ en los medios y según ella, esto dará un empujón muy importante.

Teresa recibió el premio como reconocimiento a su brillante carrera en el teatro Campoamor y, en sus palabras, remarcó la importancia de tener sueños y de decidir trabajar para lograrlos sin abandonarlos por el camino a pesar de los obstáculos. Y si no se logran, al menos quedarte con la satisfacción de haberlo intentado. 

El jurado, antes de que Perales recibiera el premio de mano de la Princesa Leonor, dijo que se lo concedían por ser una extraordinaria deportista y un icono del movimiento paralímpico internacional, que ha configurado un excepcional palmarés, solo equiparable a su profundo, activo y valiente compromiso social. 

Teresa en su discurso se refirió a un tema muy importante que siempre ha estado presente en todas las mejoras sociales, y es no dejar de caminar hacia el horizonte dando pasos por mucho que se siga alejando de nuestra mirada. Ella lo expresó diciendo: “quién me iba a decir también lo que ha cambiado la sociedad, y en el caso de la discapacidad para bien (…) está claro que seguimos sin ser una sociedad ideal pero ahora al menos lo sabemos y somos muchos, aunque no todos, los que nos esforzamos en mejorarla y hacerla avanzar hacia la igualdad de todas las personas”. Remarcó algo clave, y es la importancia de “rodearse en el camino de gente, de amigos, de personas que nos digan siempre, como mi madre, aquí estoy para ayudarte, y así, aunque el destino sea distinto al imaginado, el viaje habrá merecido la pena”.  

Estos pasos en el viaje por alcanzar el ideal como sociedad, en este caso la igualdad, son decisivos para estar cada vez más cerca. Sabemos que no dar ningún paso bajo el pretexto de que “hay cosas que no se pueden cambiar” o “que es muy difícil” es contribuir a que todo siga igual. Felicitamos a Teresa por el reconocimiento que ha recibido a su carrera profesional, por su afán de superación y por compartir un discurso inspirador lleno de esperanza, de fuerza e ilusión que demuestra que incluso lo más difícil es posible y que nos recuerda la importancia de rodearse de las mejores personas que te animen a cumplir tus sueños. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación