Las cuatro líderes de la marcha de 1956, Lillian Ngoyi, Sophie De Bruyn, Helen Joseph y Rahima Moosa. Foto: Twitter

La Comisión Sudafricana de Derechos Humanos (SAHRC) afirmó que la promesa constitucional de dignidad e igualdad para todos sigue siendo una aspiración para las mujeres en Sudáfrica.

La sociedad sudafricana se ve trastocada por las numerosos ataques contra las mujeres, como son la violación, la violencia sexual, el feminicidio y la violencia de género. Por esta razón, muchas mujeres y niñas luchan contra estas formas de discriminación que les impiden ser tratadas con igualdad y respetadas. 

La situación se ha agravado con la pandemia y las mujeres sudafricanas son más vulnerables que antes. Por ese motivo, SAHRC señala que ahora más que nunca es necesario que se avance en los logros históricos de la lucha de las mujeres en Sudáfrica, ya que consideran que es una responsabilidad colectiva emular el espíritu y los valores de la ‘unidad en la lucha’ ejemplificada por la Marcha de las Mujeres de 1956. Ese día, hace 65 años, más de 20.000 mujeres marcharon y protestaron contra las leyes injustas (The South african).

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación