El tratamiento de terapias con células tiene una demanda cada vez mayor por su potencial para tratar diferentes enfermedades, por ejemplo, el cáncer. El problema es que el proceso de producción de dicho tratamiento requiere una labor muy intensa y costosa, y solamente se puede realizar, de momento, con personas científicas altamente formadas.

Sin embargo, investigaciones recientes apuntan a que los robots pueden contribuir a hacer el proceso de producción más rápido y extender así la accesibilidad a este tipo de tratamientos. En concreto, el Multiply Labs del MIT, fundado por Fred Parietti y Alice Melocchi, espera poder contribuir a estos tratamientos gracias a la velocidad y precisión de sus robots. A través del uso de los robots, los y las investigadoras de Multiply Labs están tratando de automatizar muchos de los procesos de creación de estos tratamientos que, además de reducir el coste y el tiempo de dedicación, pueden contribuir a reducir los potenciales errores humanos. 

El uso de robots en estos procesos es prometedor. Tal y como explica Parietti, “ “Creemos que el futuro de la medicina va a consistir en medicamentos individualizados hechos a la carta para pacientes individuales, y la única manera de fabricarlos es con robots”.

Secciones: subportada