La audiencia de Zaragoza ha condenado a un padre que abusaba sexualmente de su hijo de 8 años. En esta ocasión a diferencia de otras cosas, siendo un avance, el testimonio del niño ha sido suficiente para dotarlo de credibilidad, además del testimonio de su madre, de los peritos, y del centro escolar.   

Le impiden comunicar con él durante diez años, esta medida ¿no debería ser a decisión de la víctima?  Si la víctima decidiera no comunicarse de él de por vida, debería respetarse y ser amparado legalmente.

Secciones: subportada