Pasar por delante de un centro educativo es toda una aventura de emociones. La montaña rusa de algún lloro y muchas risas, entre “adioses” y “holas”, da paso a abrir las puertas de un espacio en el que se fusionan las ganas de aprender con las de enseñar. De ahí la importancia de crear un vínculo fuerte para el bienestar del alumnado de menor edad.

Aunque en las escuelas las niñas y los niños están rodeados de iguales y profesorado, se ha detectado que la soledad es un sentimiento que también existe y que la escuela podría tomar el rol mediador entre la pertenencia y la soledad. En esta línea, el trabajo llevado a cabo bajo la investigación The mediating role of school belonging in the relationship between socioemotional well-being and loneliness in primary school age children ha analizado este papel que tiene la escuela en Educación Primaria. Por un lado, se ha evaluado “la relación entre el bienestar socioemocional, la pertenencia a la escuela y la soledad durante los años de la escuela primaria” y, por otro lado, “el papel de la pertenencia a la escuela como mediadora de la relación entre el bienestar socioemocional y la soledad”.

Para ello, se ha trabajado con más de quinientos niños y niñas londinenses de tres escuelas de la capital de Reino Unido, a quienes se les realizaron exámenes de salud mental para medir los tres elementos: pertenencia, soledad y bienestar emocional. En base a los resultados obtenidos, las conclusiones a las que se ha llegado han sido: 1) que el bienestar socioemocional no predice la soledad y 2) que la pertenencia tiene un papel parcial en mediar entre el bienestar socioemocional y la soledad. 

Aunque la muestra no es representativa para poder entender la relación que se da entre los tres elementos antes mencionados y poderlo aplicar a otros contextos, analizar cómo puede influir el sentimiento de pertenencia a la escuela en la soledad podría abrir camino a nuevas investigaciones para desarrollar intervenciones relacionadas basadas en evidencias científicas. Por otro lado, es importante saber que, si se realiza una intervención temprana, podría tener un impacto positivo a largo plazo, creando espacios muy alejados de la soledad, donde el alumnado se sienta rodeado de amistad en la escuela.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta