La constante lucha para que las niñas y los niños reciban la mejor educación basada en evidencias científicas debería ser una prioridad de todas las personas. Profesorado, familiares, comunidad y desde la política deberían ponerse de acuerdo y ofrecer al alumnado un aprendizaje basado en esas actuaciones educativas que han demostrado tener impacto social y han mejorado tanto el rendimiento académico como la vida de las niñas y los niños. En esta misma línea de no privar al alumnado de la mejor educación, hay evidencias de actuaciones que benefician a cualquier tipo de estudiantes, como por ejemplo, aquellos y aquellas con NEE. Además, se ha demostrado que formar grupos heterogéneos entre alumnado con NEE y sin NEE resulta favorecedor para el conjunto del grupo. 

Las Tertulias Feministas Dialógicas (TFD) ya tienen  un enorme impacto social en quienes las llevan a cabo y cada vez más se demuestra la replicabilidad de estos beneficios en cualquier entorno, como es el caso de la investigación Dialogic Feminist Gathering and the Prevention of Gender Violence in Girls With Intellectual Disabilities, que ahonda en la prevención de la violencia de género en chicas con discapacidad intelectual.

Como indican las investigadoras, ante datos desoladores como que una de cada tres chicas entre 15 y 19 años ha sido víctima de violencia de género en sus relaciones y que, cuando se habla de chicas con alguna discapacidad, ser víctima de este tipo de abuso podría incrementarse gravemente, con una incidencia 3 o 4 veces mayor, hay que apostar por actuar. Una manera de hacerlo es mediante las TFD. Para llevar a cabo el estudio, se ha trabajado con un grupo no mixto de 19 alumnas, profesoras y una familiar. En sus conclusiones se resalta que las TFD generan un entorno igualitario, dialógico y de confianza para las participantes, que se ven rodeadas de un contexto seguro, solidario y amistoso que protege a las adolescentes con discapacidad de la violencia de género y las relaciones tóxicas.

Solo queda que todos los centros y espacios educativos ofrezcan estos entornos, creados en base a las evidencias científicas, para sus alumnas y así ofrecerles una oportunidad para que escojan ese tipo de relaciones que se alejan y rechazan cualquier tipo de violencia.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta