Un estudio de la fundación Towunmi Coker Literary Initiative (TLIC), con sede en  Edmonton (Canadá), señala que muchas mujeres inmigrantes africanas no podían obtener puestos en sus propios campos porque les faltaba experiencia en el país de acogida. 

Estas mujeres han aceptado trabajos alternativos, pero el hecho de que sus metas las vieran inalcanzables les ha perjudicado psicológicamente. El estudio muestra cómo las 33 mujeres, que participaron durante ocho semanas, mostraron estrés financiero y económico. Esto les podría llevar a experimentar estrés mental. 

Por ello la fundación realizará un evento el 19 de mayo de conciliación sobre la salud mental entre las mujeres inmigrantes africanas.  Además trabajará en la proporción de  herramientas de programación social y educativa para ayudar a mejorar la calidad de vida de estas mujeres. 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Secciones: subportada

Deja una respuesta