Campo de personas refugiadas . ACNUR

Babar Baloch, portavoz del ACNUR, ha señalado en la conferencia de prensa de ayer en en el Palais des Nations en Ginebra que está preocupada por las consecuencias humanitarias producidas por la violencia en el norte de Mozambique. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha mencionado que 30.000 personas han huido de la ciudad costera de Palma desde que fue atacada por grupos armados en marzo de este año.Las agencia ha señalado que están preocupados por la seguridad y el bienestar de las personas más vulnerables, incluidas las mujeres y menores.

Según los informes, decenas de personas fallecieron durante los ataques, mientras que miles huyeron a pie a otros lugares. El conflicto armado en la provincia de Cabo Delgado, rica en petróleo y gas, ha provocado graves abusos de derechos, especialmente en la infancia. 

Las mujeres y los niños representan casi el 80 por ciento de las víctimas de abusos contra los derechos humanos que los equipos del ACNUR están dando soporte, según informa Reliefá

Secciones: subportada