En diciembre de 2019, Finlandia marcó un momento importante en la lucha por la igualdad de género tras escoger a su Primera Ministra, Sanna Marin, convirtiéndose en una de las tan solo cinco líderes nacionales mujeres en la Unión Europea. Sin embargo, dicho avance provocó también reacciones entre las personas más machistas. Tal como muestra un informe del NATO Strategic Communications Centre of Excellence publicado recientemente, el gobierno finlandés, liderado por mujeres junto con Marin, ha recibido serios ataques de acoso online.

El informe, realizado durante la pandemia, recoge tweets abusivos hacia oficiales del gobierno finlandés y muestra que las ministras sufrieron un número desproporcionado de mensajes abusivos en comparación con los ministros durante ese período. Este tipo de ataques supone en muchos casos una barrera para la participación de las mujeres en la política, tal y como muestra este estudio, entre otros.

Para poder superar este acoso e impedir sus terribles consecuencias, los y las investigadores que realizaron el informe explican que, además de la necesidad de aumentar la conciencia social sobre esta problemática, las plataformas como Twitter tienen que tomar medidas para prevenir este tipo de ataques. Asimismo, políticas como Iiris Sumoela explican la necesidad de que el gobierno finlandés ponga en marcha leyes contra discursos de odio. Todas estas acciones, informadas por las evidencias científicas, son necesarias para superar el acoso online y proteger a quienes más lo sufren.

Secciones: subportada