La policia francesa ha detenido a los dos menores presuntamente autores del asesinato de Alisha una joven de 14 alos de Francia.  Los tres eran compañeros de clase, y antes del presunto asesinato ya había episiodios de ciberacoso.

Alisha había salido con el presunto agresor y posteriormente éste inició una relación con la amiga de Alisha, Desde este momento, el ex y su amiga empezaron acosarla, dfundiendo en redes sociales fotografías íntimas de la víctima, y por este motivo fueron expulsados del centro educativo.  Tras el hecho, tendieron una trampa a la victima cerca del  río Sena, la citaron, y una vez allí la golpearon y la lanzaron al río, según la autopsia murió ahogada.  Este crimen, es un claro ejemplo de violencia de género.  Los supuestos autores fueron cómplices del asesinato.

Sobre el hecho en sí se han dicho muchas ocurrencias al repesecto, como por ejemplo, si había sido un crimen pasional si la actuación de los jóvenes es debido a las consecuencias  de la pandemia, esto nos recuerda cuando se ponía de excusa si la persona había consumido alcohol.  Tal y como recogen las evidencias científicas internacionales, el problema es el tipo de socialización del atractivo a la violencia,

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación