El séptimo informe que publica anualmente MBRRACE-UK sobre Consultas Confidenciales sobre Muertes y Morbilidad Maternas aporta datos sobre la mortalidad materna durante o después del embarazo entre 2016 y 2018 en el Reino Unido. Entre sus cifras destaca que la probabilidad de morir durante el embarazo o durante el parto en Reino Unido es cuatro veces más alta en mujeres negras que en mujeres blancas y que las mujeres de origen étnico asiático enfrentan el doble de riesgo.  

El informe resalta que la disparidad racial es la más destacada entre las relacionadas con la mortalidad, lo cual hace necesario que se tenga en cuenta en la planificación de acciones, tanto en las políticas públicas como por parte de gerentes y responsables de los servicios de salud y de todo el personal sanitario. 

Según la autora principal del informe (The Guardian), la profesora Marian Knight, aunque la mortalidad materna es baja en Reino Unido, la disparidad racial es inaceptable. Y señala que estos datos son el inicio de otra investigación más completa que analice la morbilidad materna e identifique aquello que hace variar los resultados entre los diferentes grupos de mujeres que viven en las distintas áreas de Reino Unido. Al mismo tiempo, reclama al gobierno que el Sistema Nacional de Salud (NHS, según sus siglas en inglés) incluya este objetivo para poner fin a esta disparidad. 

Desde que en diciembre se hizo público el informe, diferentes organizaciones lo han apoyado. Fivexmore, campaña que trata de visibilizar esta disparidad en mujeres negras en Reino Unido, señala que por cada persona que desafortunadamente muere hay un grupo entero de mujeres detrás que están sufriendo los deficientes resultados. 

También desde Birth Companions, asociación que ofrece apoyo durante y después del embarazo a mujeres que están en prisión, alerta de que estas desigualdades se están ampliando. Y además insiste en que son cifras del periodo anterior a la covid-19, por lo que esas desigualdades se volverán más profundas a medida que las vidas de las mujeres continúen siendo afectadas negativamente por la pandemia. 

El Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos/Ginecólogas resalta que su Grupo de Trabajo sobre Igualdad Racial instó al gobierno a comprometerse con el objetivo de reducir en un 50% la mortalidad materna de las mujeres negras, asiáticas y de minorías étnicas durante los próximos cinco años. Este grupo aborda y asesora sobre el impacto del racismo en las carreras y el desarrollo de los médicos y médicas que trabajan en obstetricia. 

Toda una red de trabajo con un objetivo común: la mejora de la calidad de la atención médica de todas las personas, sin distinción, para promover la mejora de resultados en los y las pacientes.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación