Reportera de Kadal Osai. Foto de Kadal Osai.

En la India y en otras partes del mundo es noticia el impacto que está consiguiendo la emisora de radio local Kadal Osai al estar logrando mejorar la vida de las personas de las zonas costeras de Tamil Napur, al sur de la India. Kadal Osai es ampliamente conocida en la zona por ser la primera radio por y para la comunidad pesquera, un canal que está contribuyendo a resolver problemas locales de manera eficaz, como la prevención del matrimonio infantil o los problemas que está comportando el cambio climático a la pesca o al crecimiento de algas. 

Su nombre “Kadal Osai” significa “sonido del océano” en tamil, la lengua autóctona y de la radio. Su directora, Gyathiry Usman, reconoce que la radio es conocida por el impacto que está consiguiendo sobre el terreno al generar alternativas de vida para toda su comunidad.

Usman destaca algunas de las colaboraciones importantes de Kadal Osai, como la campaña para crear conciencia sobre la eliminación del matrimonio infantil de UNICEF, con el objetivo de conseguir erradicarlo para 2030. Ejemplo de esta colaboración fue el programa “Kutty Chutty Express” dirigido a los niños y las niñas para informarles de los efectos nocivos de los matrimonios infantiles a través de concursos, representaciones, presentaciones itinerantes, además de realizar talleres. También la emisora anuncia el número de Childline India Foundation, que opera como la primera línea directa 24 horas del día para la infancia en peligro.

También ha sido muy relevante su papel durante la pandemia, al convertirse en un canal de información eficaz tanto sobre las medidas preventivas como para combatir la desinformación y mitos generados de la covid-19 entre sus habitantes. 

Otro de sus impactos ha sido conseguir que Kadal Osai sea un espacio de encuentro entre pescadores experimentados, considerados como una rica fuente de aprendizaje, y personas expertas que aportan técnicas científicas. Una combinación idónea que abre diálogos sobre temas que les afectan, como los efectos de la sobreexplotación de los recursos marinos, la importancia de integrar métodos de pesca tradicionales y modernos o predecir mejor los cambios climáticos. 

Kadal Osai se ha convertido en el escenario ideal para aprovechar el conocimiento de pescadores experimentados de las aldeas de los indígenas Marakeyars dedicados a la pesca durante siglos, en unas islas y arrecifes de coral que acogen la Reserva de la Biosfera del Golfo de Mannar. Así afrontan junto con personas expertas los retos de la sostenibilidad y el cambio climático. Sin duda, Kadal Osai es un ejemplo exitoso de actuación local con una perspectiva  global. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación