pixabay

A fines de 1944 parecía que la Alemania nazi iba a perder la guerra, pero Adolf Hitler tenía un arma secreta más bajo la manga: el primer misil balístico guiado de largo alcance del mundo, el V2. Gran Bretaña ya había soportado el misil V1, pero era más lento y podía ser derribado. El V2 era más sofisticado y viajaba al espacio antes de descender a tres veces la velocidad del sonido. Fue diseñado para devastar ciudades británicas. El primer ataque a Londres, el 8 de septiembre de 1944, abrió un cráter de 10 m de ancho, matando a tres personas e hiriendo a 22. Fue uno de los más de 1.300 V2 disparados contra Gran Bretaña y, a medida que avanzaban las fuerzas aliadas, cientos más se dirigieron a Bélgica y Francia. Aunque no hay una cifra exacta, las estimaciones sugieren que el misil mató a varios miles de personas, 2.724 solo en Gran Bretaña.

Como explica la BBC, Eileen Younghusband, de la Fuerza Aérea Auxiliar de Mujeres (WAAF), fue enviada a Bélgica en 1944 para ayudar a rastrear los sitios de lanzamiento del mortal misil V2. Ella era una de esas mujeres que trabajaba en la sala de filtros del comando de combate de la RAF y se la destinó en noviembre de 1944 a una pequeña ciudad llamada Mechelen, recientemente liberada, como parte del esfuerzo británico para intentar detener los ataques de los V2 en Londres. Su trabajo consistía en sentarse en la bóveda de un banco con una regla de cálculo y tratar de comparar la curva parabólica de la V2, desde el lugar donde había caído  hasta el lugar de lanzamiento. Lo consiguieron una vez que supieron el lugar de la caída del tiro y obtuvieron la posición de la parte superior de la curva. Luego usaron una regla de cálculo y la geometría para encontrar el sitio de lanzamiento y lograron que fueran destruidos todos a finales de febrero, principios de marzo de 1945. 

La Sra. Younghusband publicó su autobiografía en 2009, diciendo que en ese momento las mujeres con las que trabajó en WAAF nunca sintieron que su trabajo había sido reconocido. Comenzó una serie de libros y charlas sobre sus experiencias en tiempos de guerra y su obra One Woman’s War ganó el premio People’s Book. En 2012, recibió la Medalla del Imperio Británico por ayudar a hacer campaña contra los recortes en la educación de adultos. Los últimos años, a partir de su dietario, el novelista y periodista de la BBC, Robert Harris ha escrito su historia dando voz y protagonismo a las mujeres que en silencio consiguieron parar los misiles V2 alemanes.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación