La UNESCO ha presentado el informe que recopila las conclusiones de las encuestas sobre las respuestas nacionales en materia de educación durante la pandemia. Para ello se ha encuestado a 150 paises entre junio y octubre a través del apoyo de la Alianca Mundial para la Educación.

El alumnado de paises de ingresos bajos y medianos es el que más ha sufrido las consencuencias del cierre de las escuelas, no contaban con los recursos suficientes para llevar a cabo un aprendizaje a distancia con calidad. Además, un cuarto de los países de ingresos bajos no ha realizado un seguimiento del aprendizaje del alumnado durante el cierre de las escuelas, hecho que ha dejado en una situación perjudicial frente al alumnado de otros países. 

Dados estos resultados, es necesario impulsar acciones que garanticen que las niñas y niños en situaciones más desfavorecidas puedan participar en las actuaciones educativas que superan las limitaciones y logran su inclusión social y educativa.

 

Si quieres, puedes escribir tu aportación