“Netflix and Chill” es la expresión en clave que, desde hace algunos años, pasó de tener un significado literal (ponte Netflix y relájate) a ser una especie de código que, con la ayuda de Twitter, el espacio donde muchas personas usuarias comenzaron a usarla metafóricamente, se impuso en algunos ambientes para invitar a alguien a casa con el fin de mantener relaciones sexuales. Aunque el nacimiento de esta práctica se sitúa en EE.UU., parece ser que a lo largo de este tiempo ya se conoce prácticamente en todo el mundo y, de hecho, basta con hacer una búsqueda no muy exhaustiva en la red con “Netflix and Chill meaning” para que broten toda índole de publicaciones al respecto.

Aprovechando este extendido eufemismo, la campaña de la Coalición Contra la Agresión Sexual de Arkansas (ACASA, Arkansas Coalition Against Sexual Agresion) para prevenir la violencia y los abusos sexuales, ha creado una cuenta en Instagram con una asociación de ideas alternativa “Netflix and Consent”. Su objetivo es, además de crear conciencia a través de mensajes muy visuales que casi se pueden leer en un solo golpe de vista, proporcionar nuevas vías durante la crisis de salud por la pandemia de COVID-19 para que las víctimas se animen a romper el silencio. 

Según recoge el medio katv.com, la organización informa que aproximadamente el 80% de las víctimas que sufren cualquier tipo de violencia sexual no lo denuncian y la pandemia del coronavirus parece haber aumentado el riesgo de que se vean obligadas a aguantar en casa con sus abusadores. Por ello, ACASA, así como otras asociaciones y organismos que luchan por erradicar la violencia de género, están recurriendo a las redes sociales con el propósito de ayudar a quienes puedan estar sufriendo este tipo de dificultades. 

Nikhol Press, responsable de las actividades de concienciación y educación en cada uno de los condados en los que opera la Coalición, declaraba para el mismo medio que más personas de las que creemos se han visto afectadas [..,]. Las personas que dicen que esto no está afectando a nuestra comunidad o que no es algo sobre lo que debamos enseñar a nuestros hijos e hijas están equivocadas. Definitivamente sucede y queremos contribuir a cambiarlo. 

Este es uno de los motivos que han llevado a la Coalición a abrir una linea de trabajo en torno a la educación de adolescentes y jóvenes sobre cómo identificar las señales que nos pueden despertar la alerta y protegernos de una posible agresión sexual. 

Por ello el objetivo de la campaña en Instagram bajo el lema “Netflix and Consent” es el de promover un espacio en el que se despierte la conciencia crítica sobre el consentimiento, sobre el cual cada vez profundizan más las investigaciones, y donde las víctimas de violencia sexual se sientan respaldadas. La cuenta, que quedaba inaugurada con la publicación de su primer post el pasado 1 de junio, tiene actualmente 931 personas seguidoras, todo un éxito que esperemos contribuya a alcanzar el sueño de la Coalición y el de muchas personas: erradicar la violencia sexual y que, si alguien propone a alguien un “Netflix and Chill” en su casa, vaya implícito y/o explícito siempre un “Netflix and Consent”.

Si quieres, puedes escribir tu aportación