Este verano empieza a funcionar la primera fiscalía europea, por primera vez en la historia de Europea. El consejo de Europa nombró a finales de julio a las 22 personas que formarán parte de ella, la dirigirá Laura Kövesi, y también hay una española Concepción Sabadell. 

Laura Kövesi fue una de las encargadas en destapar la corrupción de varios políticos en Rumanía, y a pesar de los intentos de gobierno rumanés para que no la nombraran como la primera fiscal,  los intentos han sido en vano puesto la elección ha sido independientemente de los estados. 

La creación de este organismo es un paso adelante para proteger los fondos europeos de los posibles estafadores y corruptos.  Al ser un organismo unitario tendrá potestad de investigar y sentenciar en el caso que sea necesario. Este hecho facilita una mayor agilidad legal ante posibles casos corruptos, a su vez se dota de una mayor prevención a que estos sucedan.  Ante los fondos de recuperación del impacto de la emergencia de la Covid-19, la preocupación ante la gestión de los fondos de recuperación ha sido una constante en los últimos meses, uno de ,los motivos por los cuales se ha acelerado en la creación de este organismo.

El fraude los fondos europeos alcanza una suma desorbitada 500 millones de euros al año, el fraude transfronterizo o la liquidazación del IVA, suben a más de 100.000 millones de euros al año. Por ello la principal tarea de la fiscalía será vigilar la gestión de los fondos europeos, y  la recaudación del IVA.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación