Hace un par de días en Eibar se cometió una agresión física contra una mujer delante de su hijo de 4 años. Ante la violencia, el niño de 4 años increpaba a  la pareja de su madre e intentaba separarlo de ella para protegerla.

La agresión física fue grabada, y ello ha ayudado a la Ertzaintza a identificarlo y detenerlo sirviendo como prueba fundamental. El testigo fue inmediatamente a la policía para entregar el vídeo. Aunque por otro lado, también lo difundió por redes sociales vulnerando así la protección del niño y su madre. 

Desgraciadamente, la agresión no acabó ahí,  el agresor propinó una puñalada a la víctima de gran gravedad y aún sigue en estado crítico en el hospital.  Del niño, no ha trascendido si está a salvo o no, y también es urgente garantizar su seguridad, además de valorar su valentía en intentar defender a su madre.

En su breve edad, ya demuestra como es falso que los niños que sufren violencia machista en su unidad familiar implique directamente que en un futuro sea un posible maltratador, este niño con tan solo 4 años ya ha demostrado como defendía a su madre ante la agresión machista. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación