El amor es una sentimiento que rompe barreras contra las injusticia y permite compartir tus ilusiones y deseos hacia la persona que amas. Esto podríamos pensar que es el argumento de una historia de Shakespeare con la de “Romeo y Julieta”, pero no es así.

La realidad de una pareja enamorados pertenecientes a diferentes castas en Nepal está promoviendo la consciencia y contribuyendo a la erradicación de los abusos que viven los dalits o intocables, la casta más baja del sistema hindú que principalmente se dedica a la limpieza de letrinas o a la recogida de basura.

La historia de amor empezó hace un año, como explica EFE, cuando el joven Navaraj BK de 21 años conoció a Sushma Malla, de 17 en un evento deportivo. Allí se enamoraron y su relación continuó hasta abril, cuando anunciaron que se casarían. 

El padre y la madre de la novia, al conocer que Navaraj era de casta inferior dalit, lo rechazaron. Sin embargo, lejos de rendirse, el jóven decidió ir con sus familiares y amigos a la casa de Sushma, donde sufrió otro rechazo e insultos por parte de la madre. Una vez de regreso, sin haber conseguido su objetivo, unas 200 personas vecinas de la familia de la chica empezaron a golpearles y a tirar piedras.

El enamorado y cinco de sus amigos fueron asesinados a golpes y sus cuerpos han sido arrojados a las  aguas del Bheri. Otros resultaron gravemente heridos.

Ante este hecho tan grave la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, mostró su tristeza por los dos jóvenes que tenían esa esperanza y deseo de construir una vida juntos, además de mostrar su angustia en relación a los prejuicios que están arraigados en las castas. 

Esta historia ha marcado un hecho sin precedentes y ha incrementado la lucha contra los abusos que sufren los dalit en Nepal, un 13 % de la población de este país de mayoría hindúa

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación