La Associació Dones No Estàndards ha realizado una denuncia pública por la discriminación que están sufriendo las personas con discapacidad infectadas con la COVID-19. 

Según su denuncia, no están recibiendo ningún tratamiento médico y han muerto por abandono; las fuentes directas recibidas de las familias afectadas relatan ya tres casos a los que claramente el sistema de salud se ha negado a dar oxígeno con el pretexto de que otras personas tenían más posibilidades de sobrevivir.

Es necesario, según la Asociación, señalar que las tres personas con discapacidad estaban sanas antes de infectarse de la COVID-19, y que el cribado fue por razón de la discapacidad, no por criterios de salud, sino basado en la discriminación. 

Se exige corregir inmediatamente esta fatídica discriminación; el comunicado de la denuncia incluye una declaración feminista para aquellas personas que quieran adherirse. 

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación