Se podría decir que estas últimas semanas de confinamiento han tenido una influencia en nuestras rutinas diarias y las han cambiado puntualmente. Entre hacer ejercicio indoor y/o ver series, habrá habido gente que se ha puesto al día con la lectura. Ese libro recomendado, ese artículo guardado para luego, esos poemas que nos hacían vibrar en la adolescencia… Hay diferentes maneras de leer, rápida, atenta, con pausas, volver a la misma frase, buscar una palabra, hacer una anotación, poner un post it, pero una que tenga impacto y nos transforme es leer y comentar en grupo, como lo demostrado en las Tertulias Dialógicas, una de las actuación educativas de éxito.

En el artículo Working Memory Capacity but Not Prior Knowledge Impact on Readers’ Attention and Text Comprehension [Capacidad de memoria de trabajo pero sin impacto en el conocimiento previo en la atención de los lectores y la comprensión del texto] publicado en la revista Frontiers in Education, el equipo investigador pretendía indagar de qué manera factores como el conocimiento previo, la dificultad del texto y la capacidad de memoria de trabajo (WMC, Working Memory Capacity) pueden influir en la comprensión lectora. Además, analizaron cómo tener conocimientos previos sobre un tema en concreto podría tener un impacto en el rendimiento de lectura de los grupos observados. 

De 90 estudiantes de la universidad que componían  la muestra, de los cuales 55 eran mujeres, pertenecían a diversos ámbitos como sociología, medicina, historia, psicología y derecho. Para llevar a cabo el estudio, el alumnado realizó dos tareas (una práctica y una de lectura) que implicaban, entre otras, recordar series de respuestas a ejercicios matemáticos y de comprensión (para las cuales habían de responder con verdadero o falso como, por ejemplo ¿es cierto que 4-1=1? o “¿es cierto que las tortugas pueden ir en bicicleta?”), en el orden correcto. Además, también se verificó el conocimiento previo de textos jurídicos con una prueba de comprensión sobre la ley del copyright (derechos de autor).

Bajo tres hipótesis diferentes: 1) Impacto del conocimiento previo en la comprensión de la lectura y la deambulación mental; 2) Impacto de la cohesión del texto en la mente errante y 3) Impacto del conocimiento previo, la cohesión de texto y WMC en la comprensión de lectura), llegaron a la conclusión de que el impacto que tuvo la dificultad del texto sobre la comprensión errante y la lectura de la mente fue modulado por la capacidad de memoria de trabajo (WMC).

Es de suma importancia adquirir los conocimientos correctos cuando leemos un texto, entender qué nos quiere decir. Además, solo tiene ventajas, ya que aprendemos y enriquecemos nuestro bagaje. Pero no hacerlo, entender mal, interpretar equivocadamente una idea, nos puede hacer caer en la trampa de tener almacenada desinformación y de ir transmitiendo información errónea a los y las demás. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación