En los últimos meses hemos visto numerosos ejemplos de personas y comunidades solidarias y altruistas que están trabajando día y noche para proteger y salvarnos a todos y todas del Covid-19. Entre estas se encuentra la comunidad científica, que está trabajando muy intensamente para hacer llegar a toda la sociedad las evidencias que nos ayuden a encontrar soluciones y superar esta crisis. Entre otras iniciativas, tres instituciones -la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM) de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., Microsoft y el Instituto Allen de Inteligencia Artificial (AI2)- han hecho público el Conjunto de Datos de Investigación del COVID-19, según MIT Technology Review

 

Esta herramienta recoge todo el corpus científico existente con relación al Covid-19 para así facilitar la tarea de científicos y científicas de todo el mundo en superar la pandemia. La base de datos, CORD-19, reúne ya más de 24.000 artículos validados por la comunidad científica internacional, entre otras fuentes. Esta base de datos, que sigue actualizándose y aumentando en tiempo real, es la más extensa que existe actualmente con relación al Covid-19. 

 

Además de incluir todos los artículos publicados sobre el tema, la base de datos cuenta también con modelos de lenguaje natural que se utilizan para mapear similitudes entre los diferentes documentos, lo cual facilita la extracción de datos y un análisis más rápido de la enorme cantidad de información. Con herramientas así, poniendo toda la información al servicio de la comunidad científica y de la sociedad, la solidaridad impera en esta pandemia.

Si quieres, puedes escribir tu aportación