El pasado martes 11 de febrero se celebró el Día Internacional de las niñas y las mujeres en la ciencia. Dicha celebración surge de la necesidad de reivindicar y dar a conocer los avances y las contribuciones de las mujeres en la ciencia. Durante siglos, las mujeres han hecho contribuciones significativas en el campo de la ciencia. Han descubierto remedios que han salvado vidas, han creado contribuciones que han ayudado a mejorar el mundo, aunque muchos de los avances descubiertos han sido desconocidos o poco reconocidos. Lo que hace que hoy en día muchas niñas no conozcan aun quien fue la persona que descubrió el radio, por ejemplo.

Especialmente las mujeres que se han dedicado al trabajo de las ciencias y tecnologías han sufrido muchos prejuicios de género, en un entorno mayoritariamente masculino, lo que las ha obligado a escalar superando muchas desigualdades. A pesar de los reveses, las mujeres y niñas creativas y tenaces están empujando los límites del conocimiento científico y buscando soluciones a desafíos globales complejos todos los días. Su trabajo ha cambiado la forma en que vemos nuestro mundo, y sus historias merecen ser contadas y contadas nuevamente.

Es por eso que, en la celebración del Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la ciencia, organismos internacionales reivindican las contribuciones de mujeres a la ciencia y su importancia en mejorar el mundo. Investigadoras como Tu Youyou, química farmacéutica cuya investigación visionaria sobre el tratamiento de la malaria se basa en la antigua medicina china. Su descubrimiento de la artemisinina, un compuesto que reduce rápidamente la cantidad de parásitos plasmodium en la sangre de pacientes con malaria, ha salvado millones de vidas. Youyou decía que Todo científico sueña con hacer algo que pueda ayudar al mundo. Kiara Nirghin, ganadora de Google Science Fair 2016 por crear un polímero súper absorbente que puede retener más de 100 veces su masa, potencialmente revolucionando la conservación del agua y el mantenimiento de los cultivos durante los períodos de sequía. El descubrimiento de Nirghin tiene el potencial de llegar mucho más allá de su ciudad natal; aplicado a campos agrícolas, su polímero súper absorbente podría aumentar la seguridad alimentaria en todo el mundo. La matemática Katherine Johnson o la química Marie Salomea Sklodowska Curie, entre otras muchas investigadoras que aunque invisibilizadas han creado contribuciones que al mismo tiempo que han hecho avanzar la ciencia, han hecho avanzar al mundo, y que hoy son reconocidas internacionalmente por ello, generando nuevos referentes para las niñas, futuras científicas. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación