En Inglaterra, concretamente en Yorkshire, las denuncias y detenciones por control coercitivo en el ámbito de la pareja se han triplicado gracias al contexto social generado de protección a las víctimas. 

La organización Mums in Need desde hace años reivindica la necesidad de que el control coercitivo se convierta en un delito y sea perseguido, lo que consiguieron ya en 2015. La organización, creada en Sheffield en 2013, da apoyo a las madres que sufren abusos y violencia en el ámbito doméstico; desde sus reivindicaciones, las denuncias por coerción han aumentado de 290 en 2016 a 931 en 2018. El trabajo de Mums in Need es dar apoyo a las supervivientes del maltrato y empoderarlas para que, después de haber vivido en la exclusión y el aislamiento, puedan volver a crear redes. 

Para una mayor conciencia social sobre el problema, han hecho un listado de situaciones con las que las víctimas pueden identificar las situaciones de maltrato que están sufriendo, como tener controlados sus ingresos, tener controladas las redes sociales o recibir amenazas y coacciones. La identificación de las situaciones y el apoyo han facilitado el contexto para que muchas otras mujeres se atrevan a denunciar sintiéndose respaldadas. 

Víctimas de coacción han narrado sus testigos a la BBC  con el afán de que a más víctimas les llegue su solidaridad y puedan acudir a ellas para superar sus casos. 

Los signos comunes incluyen, según fuentes de Ayuda de la Mujer, son:

  • Ser detenido de trabajar o ir a la escuela / colegio / universidad
  • Tener dinero quitado o controlado
  • Estar aislado de amigos y familiares
  • Tener acceso a alimentos, bebidas y productos del día a día restringidos
  • Tener cuentas de redes sociales monitoreadas o controladas
  • Que te digan qué llevar
  • Ser amenazado con violencia si el individuo no se comporta de cierta manera
  • Hacer amenazas a sus seres queridos o mascotas

Supt Shelley Hemsley, de la policía de South Yorkshire, dijo que los hombres y las personas LGBT pueden encontrar particularmente difícil presentarse.

Mums in Need apoya a muchas mujeres que enfrentan batallas de custodia y problemas de salud mental.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación