El pasado 24 de noviembre se inauguró en Irún un parque nuevo en memoria de Nagore Laffage. Cientos de personas acudieron a la inauguración del parque, siendo un momento muy emotivo y de reconocimiento social a Nagore y, como nos contaba Asun Casasola, a todas las víctimas de violencia machista para recordarlas y seguir trabajando hasta que el sueño de haber erradicado la violencia machista sea una realidad.

Casasola nos ha relatado cómo fue la decisión de inaugurar el parque en memoria de Nagore: “El pueblo de Irún presentó la iniciativa al ayuntamiento, querían que el nuevo parque llevara su nombre y fue aprobada por todos los partidos políticos”, sin fisuras, y el Ayuntamiento de Irún lo aprobó.  En este sentido, Asun Casasola destaca la importancia de “ir todos juntos a una” en la superación de la violencia machista, porque solo así podremos conseguir superar la violencia y asegurar un mundo mejor para todas las niñas y niños que están creciendo y los que vendrán.

El pueblo de Irún siempre la ha acompañado, y se ha sentido apoyada por ellas y ellos, recuerda Casasola y, tal y como señala, “lo que no se nombra se olvida, y ahora ya es para siempre”; el parque contribuirá a mantener y a honrar la memoria de Nagore Lafagge.  Añade también, “Cuando las personas paseen por el parque, o las niñas y niños jueguen y pregunten quién era Nagore, se podrá hablar, a partir de la historia de Nagore, de la importancia de posicionarse contra la violencia machista, del establecimiento de relaciones de respeto y libres de violencia, de la cobardía de los agresores”.

Así es como, una vez más, el pueblo de Irún ha actuado como en Fuenteovejuna, todos a una, para honrar la memoria de Nagore Laffage y, con este reconocimiento, para condenar de nuevo la violencia machista. Sin duda, las niñas y niños de Irún que perciben esta unidad viven con este hecho un gran ejemplo de humanidad y libertad. 

Secciones: _noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación