La XV edición del Fòrum contra les violències de gènere se ha centrado en la problemática de las violencias en la infancia y adolescencia y en maneras de superarla. Más de dos mil personas han participado durante los tres días que ha durado el evento, generando un entorno comprometido con la erradicación de las violencias de género en 30 actividades diversas. Entre las personas asistentes más de seiscientas eran alumnado de instituto o adolescentes de centros de tiempo libre.

Montserrat Vilà, coordinadora de la Plataforma Unitaria contra las Violencias de Género ha valorado positivamente la edición de este año, destacando “Hay una mayor conciencia y compromiso de toda la ciudadanía, se inscriben muchas más personas, vienen más jóvenes, tanto chicas como chicos, y la actitud principal y motivación a venir al fórum es aprender a contribuir cómo superar la violencia de género”

Tal y como nos decía, en comparación con las primeras ediciones, donde todavía había personas que venían a saber qué era la violencia de género, el cambio ahora es que vienen porque quieren contribuir a erradicarlo. Y así mismo lo contaba una de las voluntarias más jóvenes de la plataforma, que compartía con el auditorio que ella se había dirigido a la plataforma porque quería contribuir a acabar con la violencia y la discriminación, quería ser feminista, y que en la plataforma había encontrado un espacio donde se aprendía a serlo.  Así como también, algunas chicas jóvenes han creado asociaciones feministas en sus barrios después de haber participado en sus institutos en el programa de prevención de la Plataforma XAJI.

En relación con la violencia machista que se sufre en la infancia y adolescencia, se ha destacado que sigue siendo una violencia muy escondida y que la situación de niñas, niños y adolescentes es muy grave en cuanto a la ineficacia de la protección que reciben.  Tal y como señalaba Montserrat Vilà, “si el tema de la atención y prevención de la violencia dirigida a las mujeres no está a la altura todavía de las exigencias del movimiento civil y social, en el caso de las niñas y niños aún está peor”.  El problema no solo radica en la falta de recursos, sino también en si los recursos se destinan luego a las acciones que mayores resultados dan, tanto en la prevención como en la atención avaladas por las evidencias científicas e incluyendo las voces de las personas supervivientes.

Una de las últimas mesas redondas “Juntes fem història” celebraba los quince años del Fòrum contra les Violències de Gènere, destacando “Vamos todas a una, feministas de diferentes tendencias podemos pensar diferente, pero en la cuestión de la violencia machista vamos todas juntas”, tal y como señalaba Vilà.  

Mesa redonda "Juntes fem història"

Y así es como el final de las conclusiones del XV Fórum la Plataforma Unitaria contra las Violencias de Género señala “Hemos de estar orgullosas de formar parte e impulsar el movimiento por los Derechos de las Mujeres a erradicar las violencias machistas.  No desfalleceremos hasta hacerlo realidad. Hemos hecho y haremos historia, continuaremos.”

 

Si quieres, puedes escribir tu aportación