Recientemente, la Office for National Statistics (ONS) del Reino Unido ha hecho un análisis comparativo sobre las familias en el mercado laboral. Este estudio (Families and the labour market, UK: 2019) que la Oficina de Estadística Nacional británica realiza anualmente, analiza el número de mujeres madres en el trabajo laboral británico que tienen que mantener a niños y niñas dependientes de ellas.

El análisis muestra que respecto al año anterior, en 2018 tres de cuatro madres con hijos e hijas dependientes de ellas (un 75,1%) se pasan la mayor parte del día en el trabajo, mientras que en 2018 el porcentaje era un 74% [Families and the labour market, England: 2018]. Esto significa que el porcentaje de madres que ingresan en el mercado laboral para poder mantener a sus hijos e hijas ha crecido respecto al año pasado. Ahora bien, el análisis también expone las condiciones de trabajo de estas mujeres. Según la ONS, casi tres de cada 10 madres (un 28,5%) con un hijo o hija de 14 años y menores habían reducido sus horas de jornada laboral para poder hacerse cargo del cuidado de sus hijos e hijas, mientras que solo 1 de cada 20 padres (4,8%) la habían reducido también. Así mismo, también se expone que los grupos de mujeres, en la mayoría de los casos debían asumir responsabilidades adicionales (como el cuidado de los niños y niñas), con un salario inferior al de sus compañeros de trabajo y esto aumentaba las probabilidades de que estas debieran reducir su jornada laboral para poder hacerse cargo del resto de responsabilidades. 

Esto nos abre una cuestión de debate interesante. Quizá si se aplicaran evidencias y se ofrecieran más recursos para las mujeres, no solo les facilitaríamos el ascenso en sus puestos de trabajo, sino que también se daría la oportunidad de la libre elección para aquellas que quieran ser madres sin dejar de lado su carrera profesional y/o académica.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación