Lindsey Vonn. Wikipedia

El pasado sábado Lindsey Vonn fue reconocida como la mejor deportista 2019 por la Fundación Princesa de Asturias. Son 82 las victorias de Lindsey Vonn superando el récord de Annemarie Moser-Pröll de 63 y quedando solo a 4 de Ingemar Stenmark, esquiador sueco con el récord absoluto de esquí. A pesar de haberse tenido que retirar, Vonn no ha dejado pasar la oportunidad de ser altavoz de la inclusión y la promoción a través de becas de jóvenes que sueñan con llegar a lo más alto y continúa su labor en Lindsey Vonn Foundation, ahora con mayor dedicación. 

De acuerdo con sus palabras para El País, Vonn quiere “empoderar a las niñas y mostrar lo que pueden hacer las mujeres”. El mundo del esquí no es de los más perjudicados según su percepción y experiencia: apenas hay diferencias de oportunidades y de salario y las carreras femeninas han sido igual de retransmitidas y seguidas, incluso teniendo mayor reconocimiento las mujeres en este deporte. 

Su trabajo sigue la labor de otras profesionales que aprovechan su reconocimiento público para trabajar con las más pequeñas y jóvenes. Algunos ejemplos son la Fundación Kode With Kloss, cuya misión es empoderar a las niñas y jóvenes en el mundo de la programación y la informática o la Obama Foundation, que tiene por objetivo empoderar a todas las jóvenes a través de la educación y conectarlas con otras personas para cambiar el mundo. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación