Mapi León y la niña que cumplió su sueño. Foto de la Selección Española de Fútbol

Una niña de A Coruña aguardó en la entrada del hotel a la jugadora de la Selección de fútbol, Mapi León, antes del partido celebrado en Riazor el pasado viernes. La menor sostenía un cartel en el que escribía que un sueño sería tener una camiseta de su ídola. Mapi, al verlo, le prometió dársela durante el partido contra Azerbaiyán. 

Así fue. Después de que España ganara a la selección de  Azerbaiyán, por 4 a 0, Mapi le dio su camiseta y la menor pudo así cumplir su sueño.  

Esto es un reflejo de la importancia que tiene el fútbol femenino en las niñas, ya que al verlas jugar muestran sus deseos de hacer lo que hacen ellas. Todo un reflejo de cómo las mujeres contribuyen a la igualdad. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación