Melinda Gates. Flickr

La empresaria y filántropa estadounidense Melinda Gates publicó un artículo recientemente [Gender equality is within our reach] en la revista Harvard Business Review, en el que exponía un análisis exhaustivo sobre la situación actual respecto a la desigualdad de género. El pasado 2 de octubre anunció en la revista TIME la inversión que va a realizar para promover la igualdad de género. 

Según una entrevista realizada a Gates, la empresaria va a destinar mil millones de dólares a conseguir los objetivos marcados en su artículo para alcanzar la igualdad de género. Sin embargo, la misma Gates expone que no basta con aportar capital, sino que el proceso tiene que seguir una línea de trabajo muy clara basada en un impulso colectivo que incluya la implicación de líderes empresariales, inversionistas y personas filántropas para poder curvar esa línea de desigualdad en los próximos diez años. Así mismo, aparte de dar visibilidad a aquellas empresas y organizaciones que trabajen por la igualdad de género y además de capitalizarlas, se necesita crear nuevas oportunidades de colaboración entre ellas. Crear unas bases y unas redes fuertes entre estos grupos podría generar la creación de centros que conecten estas corporaciones y organizaciones con donantes, formuladores de políticas y grupos de investigación. 

Además, la empresaria añade que no deberíamos conformarnos con poder contar pequeños logros por parte de las mujeres que, aunque está bien celebrarlos, carecen de una igualdad de oportunidades de transfondo. En su lugar, estaría bien alcanzar la igualdad de oportunidades – y normalizarla- en cuanto a la toma de decisiones, poder e influencia en la sociedad, el control de recurso y dar forma a las políticas. Es más, Gates afirma que si los inversores y filántropos aportan financiación y priorizan a las mujeres, eso ya sería un logro.

Melinda Gates es un ejemplo de que ser empresario o empresaria no es sinónimo de desigualdad. Una persona puede ser muy influyente y usar ese poder que tiene entre sus manos para hacer del mundo uno un poco mejor.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación