La revista científica Cell Stem Cell ha publicado recientemente un artículo sobre la desigualdad de género en el mundo científico. El estudio Institutional Report Cards for Gender Equality: Lessons Learned from Benchmarking Efforts for Women in STEM, liderado por Withner Beeler, se ha desarrollado durante 4 años y se han analizado 541 instituciones de 38 países diferentes.

Más de 1.200 datos obtenidos a través de encuestas fueron analizados por la Universidad de Michigan. Los resultados no son mucho mejores que en estudios anteriores: continúa habiendo una mínima representación femenina en los cargos de responsabilidad en los organismos. Si bien las mujeres están presentes en la formaciones universitarias como estudiantes, no lo están tanto entre el profesorado. De media, hay una representación femenina del 42 % entre los profesores auxiliares, el 34,2 % en los profesores adjuntos y el 23,4 % entre las cátedras. 

Además, un tercio de instituciones no alcanzaba el 10% de mujeres profesoras entre su personal. Otro de los datos más significativos del estudio es que un 77% de las universidades ni siquiera contemplaban medidas para promover la inclusión de mujeres en los órganos de responsabilidad. 

En cuanto a las políticas y estrategias para garantizar el avance hacia una universidad más igualitaria, todas las instituciones estudiadas no mostraron mejoras significativas durante los 4 años de estudio.  De las 14 universidades españolas que formaban parte de la muestra se identificaron medidas que favorecen la labor de la mujer en la institución como, por ejemplo, permisos familiares remunerados. Otras medidas recogidas por el proyecto son las ausencias remuneradas por razones familiares como el cuidado de un familiar enfermo, medidas que favorecen el cuidado de los niños, adopcion de una mayor flexibilidad,  y facilidades en la financiación y el desarrollo personal.

La inclusión de más mujeres profesionales en cargos de toma de decisiones rompiendo el techo de cristal se torna imprescindible en cualquier ámbito profesional, también en el científico. De acuerdo con las palabras, recogidas por Agencia Sinc, de Susan L. Solomon, directora ejecutiva de la Fundación de Células Madre de Nueva York (NYSCF) y co-directora del estudio, “cuando se impide que las mujeres alcancen su pleno potencial, todo el campo sufre. Necesitamos el 100 % de la capacidad intelectual para lograr el mayor impacto y avanzar en investigación lo más rápido posible”.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación