Allyson Felix. Twitter

Allyson Felix ha liderado en los últimos meses la lucha de diversas atletas para vivir su maternidad sin ser penalizadas  por sus patrocinadores. El pasado 12 de agosto se formalizó la victoria de la atleta, tras lograr una modificación en la política de patrocinio de Nike que pasará a incluir garantías de maternidad para sus atletas.

Felix, que es la única mujer que ha conseguido seis oros olímpicos en atletismo, decidió ser madre en 2018. Unos meses después, en mayo del 2019 inició un proceso de denuncia contra su patrocinador principal Nike por ofrecerle contratos a la baja tras su decisión de maternidad. Al mismo tiempo visibilizaba su situación a través de un artículo en el NY Times en el que ella misma se preguntaba “He sido una de las atletas más comercializadas de Nike. Si no puedo asegurar protecciones de maternidad ¿Quién puede?”. Allyson declaraba además, que las atletas tienen demasiado miedo de denunciar las discriminaciones que sufren por parte de sus patrocinadores por sus decisiones de maternidad.

Bajo el lema “Nuestras voces son poderosas”, Allyson (que actualmente ha firmado contrato con la marca Athleta) anunció su victoria contra la firma Nike. Tras esta victoria, la empresa se compromete a no discriminar a las atletas por su maternidad ni a imponer reducciones salariales relacionadas con el rendimiento deportivo durante el embarazo ni en los diez meses posteriores al parto.

El comunicado de la atleta finaliza con la pregunta: “¿Quién es el siguiente?”  que muestra sin duda que la todavía queda mucho por hacer para conseguir una maternidad segura para las atletas. Sin embargo, el éxito de Allyson Felix, Alysa Montaño, Kara Goucher  y otras atletas que se han atrevido a denunciar la situación de discriminación a la que se enfrentan por el hecho de ser madres será un referente clave para conseguirlo.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación