Twitter - Concentración en Casablanca

Casablanca se convirtió durante el fin de semana pasado en la ciudad de la solidaridad. Con un ejemplar apoyo, las mujeres marroquíes salieron a las calles en pantalones cortos en solidaridad con unas turistas belgas que habían sido anteriormente amenazadas por hombres extremistas, de acuerdo con la información de HuffingtonPost.

El suceso ocurrió durante la semana cuando 37 mujeres de nacionalidad belga, entre voluntarias y turistas, trabajaban conjuntamente con asociaciones del país en la reparación de una carretera. Alguien las grabó y difundió el vídeo de las participantes en pantalones cortos. Reacciones extremistas emergieron a partir del vídeo. Por ejemplo, un profesor de una escuela primaria compartió el vídeo proponiendo su decapitación para así “aprender la lección”, el cual ya ha sido detenido por incitar a la violencia. 

Una vez más se demuestra que la solidaridad femenina es universal. Miles de mujeres, y también hombres, salieron a las calles y a las plazas para apelar a la unión, el respeto y la libertad de cada persona de vestir como desee. Bajo lemas como “Yes, we short”, “nos vestimos como queremos” o “chilaba (túnica) o short no es cosa vuestra”, la ciudad de Casablanca se alzó contra  el extremismo y el pensamiento único y demostrando que es ciudad de paz, tolerancia y libertad. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación