El consentimiento sexual es un elemento importante siempre que se pretenda tener unas relaciones afectivo sexuales saludables. Sin embargo, la coerción sexual es también un fenómeno común que puede darse a distintas edades con una amplia tendencia en la adolescencia. 

El artículo Only Yes Means Yes: Sexual Coercion in Rural Adolescent Relationships, publicado en la revista Journal of Adolescent Health, examina el riesgo modificable y los factores de protección para la coerción sexual entre estudiantes de secundaria en una comunidad rural.

Para el desarrollo del artículo las personas autoras del mismo encuestaron a 422 estudiantes de décimo grado (15-16 años) en una población rural, del Medio Oeste de Estados Unidos, de ingresos bajos a medios, antes de que estos recibieran un programa de educación sexual basado en evidencias científicas. La coerción sexual era el único elemento sobre el que se preguntaba, a través de cuestiones como: “¿Alguien con quien estás saliendo o con quien saliste te forzó a hacer cosas sexuales que no querías hacer?” 

Para este artículo examinaron también las asociaciones entre la coerción sexual y la demografía, los comportamientos de riesgo, la autoeficacia sexual, el control de comportamientos en una relación, la comunicación con los padres y las experiencias adversas de la infancia.

Los resultados muestran que aproximadamente el 22% de las mujeres y el 8% de los hombres informaron haber experimentado coerción sexual al menos una vez en su vida. Las diferencias de género surgieron en los factores de riesgo y protección asociados, incluida la eficacia del comportamiento sexual, el control de los comportamientos de relación, la comunicación entre padres y adolescentes sobre sexo y las experiencias adversas de la infancia.

La conclusión de este estudio muestra que la coerción sexual es común entre los y las adolescentes, al menos en las comunidades rurales en las que se estudió. Por tanto, las intervenciones de prevención deben apuntar a factores modificables de riesgo y protección de esta actitud.

Si quieres, puedes escribir tu aportación