Ona Carbonell, Svetlana Kolesnichenko y Yukiko Inui. Twitter

La nadadora española Ona Carbonell ha logrado la medalla de plata en solo técnico de natación artística de los Campeonatos del Mundo de Natación disputados en Gwangju (Corea del Sur) según informa Europa Press.

Por primera vez en la historia de la natación sincronizada, la música que acompaña a la coreografía de la deportista fue sustituida por unas inspiradoras palabras. De fondo se escuchó el discurso del Premio Nobel Nelson Mandela de la ceremonia de los Premios Laureus 2000 sobre el poder del deporte, que arrancaba con estas bellísimas “notas”: «El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar, tiene el poder de unir a las personas de un manera muy especial y única. Habla a los jóvenes en un idioma que entienden…» según la Real Federación Española de Natación. Era una apuesta arriesgada pero marcar la diferencia valió la pena. Como ella misma dice, Mandela le inspiró.  

Ona Carbonell obtuvo una puntuación de 92.5002: 27.9000 en ejecución, 28.3000 en impresión artística y 36.3002 en elementos. Sólo quedó por delante de ella la rusa Svetlana Kolesnichenko, que revalidó su título con una puntuación de 95.0023.  Completó el podio en el tercer puesto la japonesa Yukiko Inui con una puntuación fantástica de 92.3084, quedando muy cerca de Ona. 

Esta es la cuarta medalla de Ona Carbonell en un Mundial de solo técnico después del bronce de Barcelona 2013 y las platas de Kazán 2015 y Budapest 2017. 

La técnica de Ona, unida a la belleza y los mejores sentimientos reflejados en las palabras del líder social Mandela, demuestran que todo unido lleva a la excelencia, siendo una de las mejores del mundo y una referencia en la natación sincronizada.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación