Imagen twitter Bizkaibus

El Museo Guggenheim de Bilbao acoge hasta el próximo 9 de setiembre la exposición “Lo Indescriptible” de la artista norteamericana Jenny Holzer. Sus inicios como artista se desarrollaron en el mundo de la pintura pero pronto empezó a acercarse a su público a través de la escritura. Frases breves, llenas de sentido y emoción que pretendían adentrarse en el día a día de las personas que paseaban por las calles y las plazas. 

Holzer opta por esta opción para que “las personas, y no necesariamente las del mundo del arte, entendieran el contenido de mis obras”, según informa en la web oficial del museo. Su carrera a partir de la década de los 90 se ha visto ligada al activismo y la historia. Diversas instituciones deseaban su labor artística para expresarla en lugares vinculados al nazismo, a la Segunda Guerra Mundial o a acontecimientos como la epidemia del sida o en favor de la paz. 

En la primera década del nuevo milenio la artista se introduce en entidades sin ánimo de lucro como Human Rights Watch, Save the Children, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Not Forgotten Association y la Protect Our Defenders. Esta es su manera de nutrir su arte puesto que le permite ahondar desde la voz de las personas protagonistas historias de vida marcadas por episodios de violencia e injusticia pero a su vez de esperanza, sueños y valentía.  

Comisariada por Petra Joos, en colaboración de Holzer, “Lo Indescriptible” permite conocer el recorrido de la artista pudiendo disfrutar de textos, suyos y de otros/as autores/as, además de distintas esculturas y obras en papel.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación