El Mundial de Fútbol Femenino está ayudando a visibilizar una de las profesiones más en la sombra de su análogo masculino. Cada vez son más conocidas las jugadoras de las distintas selecciones, siendo la futbolista Balón de Oro Ada Herberger una de las referentes. Además de este objetivo cumplido, el Mundial también ha sido escenario de actos reivindicativos feministas, como el sucedido en el partido disputado entre Chile y Suecia en Francia. El Himno “Debout les Femmes” – Mujeres, en pie- fue interpretado por el coro de la Compagnie Dicila y el público pudo corear un himno feminista de la década de los 70.

El himno fue creado por  Monique Wittig , activista y escritora francesa quien cofundó el Mouvement de Libération des Femmes -Movimiento de Liberación de las Mujeres- junto con otras intelectuales con quienes discutían la sexualidad de la mujer, la violencia contra las mujeres o la lucha de clases y el rol de la mujer en ellas. Un movimiento que emerge en Francia en mayo del 68 pero que también estaba extendido en Estados Unidos y otros países europeos como Inglaterra, Holanda, Suecia, Dinamarca y Alemania.

A pesar de la carga simbólica y reivindicativa del acto, han sido pocos los medios de comunicación internacionales que han recogido la noticia. Son un ejemplo el huffpost o euronews, noticia en la que se ha incluido la letra del himno:

“Nosotras, que no tenemos un pasado, las mujeres

Las que no tenemos historia

Desde el principio de los tiempos, las mujeres

Somos el continente negro.

Levantemos a las mujeres esclavas

Y vamos a romper nuestras cadenas

¡Levántate, levántate, levántate, levántate, levántate, levántate!

Oprimidas y humilladas, las mujeres

Compradas, vendidas, violadas

En todas las casas, las mujeres

Fuera del mundo relegadas.

Solas en nuestra desgracia, las mujeres

La una ignorando a la otra

Nos dividieron, las mujeres

Y nuestras hermanas separadas.

El tiempo de la ira, las mujeres

Nuestro tiempo ha llegado

Conozcamos nuestra fuerza, mujeres.

Descubrámoslo a miles!

Reconózcámonos, mujeres

Hablemos, mirémonos la una a la otra,

Juntas, somos oprimidas, mujeres.

Juntas, ¡vamos a rebelarnos!

Levantemos a las mujeres esclavas

Y disfrutemos sin cadenas

¡Levántate, levántate, levántate, levántate, levántate, levántate!”

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación