Harlequins Ladies

“No es realmente un triunfo de Grand Slam, es el rugby femenino” es la típica frase a la que las profesionales del rugby se tienen que enfrentar cuando obtienen victorias. Se resta importancia a sus logros sólo por ser mujeres.

 

Aun así, Leanne Riley, jugadora del equipo de rugby inglés Harlequins Ladies, tiene claro lo verdaderamente importante: el apoyo de su familia y crear referentes para todas aquellas niñas, chicas y mujeres apasionadas por el rugby. Según recoge The Guardian, la deportista recuerda con cariño el apoyo que tuvo en su familia, sobre todo por parte de su abuelo. No hay deportes de niñas o niños, hay amor y pasión por lo que más te guste y el género no debería ser una barrera para ello. Según comenta, Leanne entrena a equipos de chicas de clubs de base y su trabajo se basa fundamentalmente en inspirarlas y crear modelos para todas ellas.

 

Leanne explica que, aunque faltan unos cuantos años para que el rugby femenino sea considerado un deporte profesional, poco a poco han visto cambios en la mentalidad de los supporters: al principio, los estadios abrían la mitad de su aforo para los espectadores, pero ahora ya el 100% de las gradas está a disposición de los seguidores y las seguidoras para que acudan a sus partidos.

 

Hace dos semanas, las Harlequins ganaron el Grand Slam Six Nations en Twickenham, una demostración más de la calidad del deporte femenino.

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación