La Policía Nacional ha avisado a través de las redes sociales Twitter y Facebook  de la vuelta del video viral llamado “Momo”. “No, Momo no existe, es un antiguo viral que resurge ahora con algunas modificaciones perjudiciales. Todos podemos colaborar para no propagarlo”, avisa el Cuerpo de seguridad.

En el video, que ya apareció en 2016 y se difundía a través de Whatsapp y de páginas de la red social Facebook, se incita a los menores a hacer daño a su familia y a ellos mismos. Se le atribuyen algunos casos de suicidio, como el de una niña argentina de 12 años y otros sucedidos en Colombia e India, unos casos cuya relación con el video viral no está confirmada.  

Momo en realidad es una escultura llamada “Mother Bird” (Madre Pájaro), del artista japonés Keisuke Aisawa (43 años), que se expusó en 2016 en Vanilla Gallery, una galería de arte alternativo de Tokio. El artista declaró el pasado mes de febrero, en una entrevista al diario The Sun, que se siente “ un poco responsable” de lo que se ha construido a partir de su siniestra escultura. Explicó también que la escultura ha sido destruida.    

A pesar de ello, las publicaciones del video se han incrementando desde el 25 de febrero en Reino Unido y en Estados Unidos.  El diario The Guardian informó que este incremento proviene de una publicación en la que una madre se muestra preocupada por dicho video. Desde entonces han aumentado los rumores de que aparece en contenidos infantiles como Youtube Kids, Pepa Pig y el videojuego Fourtnite. Sin embargo, las empresas como Youtube (comunicado oficial) y algunos grupos de periodistas como “Maldito bulo” han desmentido que este contenido nocivo para los niños aparezca en este portal de internet.

Ante esta problemática la Policía Nacional, que ha analizado los contenidos, ha ofrecido unos consejos para las madres y padres con el fin de detectar estos videos y prevenir que lleguen a los y las menores. Estos son:

  • Es importante que los padres y las madres SUPERVISEN LOS VÍDEOS a los que acceden sus hijos e hijas, sobre todo los de más corta edad, para evitar que puedan verse expuestos a contenidos tóxicos para ellos y ellas.
  • Es también fundamental NO COMPARTIR ningún vídeo o fotografía en el que se haga referencia a este viral, para no ser nosotros mismos quienes ayudemos a propagarlo aún más.
  • En lugar de compartirlo con nadie, lo que debemos hacer, si encontramos algún vídeo o foto así, es REPORTARLO A LA PROPIA PLATAFORMA O RED SOCIAL en la que esté alojado, para que sea eliminado.
Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación