Ellen Stofan. Flickr

La primera directora del Museo Nacional del Aire y del Espacio está utilizando su puesto para defender la diversidad y alentar a la próxima generación a dedicarse a STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Ellen Stofan, jefe científica de la NASA (2013-2016) como geóloga planetaria, ayudó a desarrollar planes a largo plazo para llevar humanos a Marte. En abril de 2018 se convirtió en la primera directora del Museo Nacional del Aire y del Espacio del Smithsonian. Su padre era científico de la NASA y su madre profesora de ciencias, Stofan se sintió atraída por la aeronáutica y la aviación desde pequeña. Pero, aparte de Marie Curie, ella recuerda una clara falta de mujeres científicas descritas en los libros de texto de su escuela.

Actualmente solo el 13% de los ingenieros son mujeres. En los campos de la aeronáutica y la aviación las estadísticas son igualmente sorprendentes: las mujeres poseen solo el 7% de todas las certificaciones de pilotos estadounidenses. Y, en los últimos 15 años, las mujeres han conformado solo el 15% de los equipos de ciencia de la misión planetaria en la NASA, mientras que los afroamericanos y los hispanos representan solo el 1%.

Stofan espera poder mejorar estas métricas, su objetivo es proporcionar a la próxima generación de científicas/os, tecnólogas/os, ingenieras/os y matemáticas/os un repositorio de modelos de roles más sólido y diverso. Su apuesta se basa en potenciar el reconocimiento de las mujeres, así como de aquellas de origen afroamericano o de otras partes del mundo, potenciando sus recorridos, trayectorias y aportaciones científicas.

Como parte de los esfuerzos renovados para defender la diversidad en ingeniería, el año pasado NASM organizó el campamento de verano inaugural She Can , un programa único que alienta a las mujeres jóvenes a explorar STEM. Stofan espera ampliar el programa, y ​​establecer otros dirigidos a comunidades con poca representación, en los próximos meses.

Stofan también está ayudando a dar forma a la visión de un rediseño interior del museo de Washington DC, con un énfasis en la diversidad en más de una de las salas. En última instancia, Stofan quiere que todos los niños y niñas, independientemente de sus antecedentes, se vean representados en las exhibiciones del museo. Más allá de reconocer el pasado, Stofan también quiere alentar a los niños y niñas a que tengan un impacto positivo en el futuro.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación